el ritmo

Lo siento. Me late fuerte, me lleva. ¿O lo llevo?

Sin duda es creciente, efervescente. Ha colisionado con una gran idea y su espuma se ha derramado alrededor. Haciendo así que cada movimiento sea más inesperado, irreversible. Hace moverse a todas y cada una de las partículas, que lo acompañan, y lo sienten. Es vertiginoso ver su efecto. Comprobar que satisface las necesidades de los seres, que ya no se mueven, sino danzan. Ver la máquina engrasada, funcionando, sintiendo, acompañando. Bella, al compás, paso a paso. Creando a su alrededor un destello de luz, infinito, que no acabará. Es maravilloso. Sentirlo, latirlo, llevarlo. El ritmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s