el ingenio

La Negra se disponía a salir de casa con su fiel compañero Oso Blanco. Ser querido por todos los humanos del barrio dada su dulzura, cordialidad y buen porte. Por el contrario, a la población canina solía caerles gordo, seguramente dada su dulzura, cordialidad y buen porte. De todas formas eran felices con lo que disponían, y eso se notaba.

Caminaron a lo largo de dos manzanas cuando de repente la Negra se detuvo  y miró a Oso Blanco con los ojos entornados. Cayó en la cuenta. Mañana tenía curso y no había preparado sus deberes, y mira que estaba ilusionada con ellos. Le propició un gesto de conformidad despreocupada, al fin y al cabo tampoco era tan importante, en algún momento caería en deseos de escribir ese texto. Además la musa no había venido a visitarla, por lo tanto nada bueno saldría de la desesperación por complacer a las obligaciones auto-impuestas. Aunque en las últimas ocasiones así lo hizo y los resultados no le disgustaron. Ni a su público. De todas formas quería cambiar su rutina de escritura, y hacerlo por una vez con tiempo y dedicación.

Siguieron caminando, muchas personas paraban a saludar al gran animal que se paseaba por las calles moviéndose como una miss, seguro de sí mismo y del agrado que causa. A la Negra esto le transmitía una risa tremenda, no podía creer la vanidad que Oso Blanco albergaba en su interior. Era tanta que hasta llegó a reunir a cincuenta personas a su alrededor en una ocasión. Él se contorneaba con la dulzura de una bailarina brasileña ante manos desconocidas que no paraban de acariciarlo junto con halagos petulantes y repetitivos. Que si un beautiful por aquí, un amazing dog por allá. El Chino ya le comentó una vez que un buen cartel colocado en su espalda daría un gran empujón a la economía familiar: 1 caricia, 1 euro.

No tardaron mucho en recorrer la mitad del barrio cuando de repente se acordó de que debía comprar unas plumas para acabar el atrapasueños que tenía en mente, el que estaba fabricando desde hace ya meses. Lo colocaría justo encima de la cama, seguro que de esa manera dejaría de coexistir con su insomnio. Estaba totalmente convencida. Una vez alcanzó a conocer la historia de esos artefactos. Los antiguos indígenas americanos lo crearon para así poder resguardar a los habitantes de sus tribus de malos augurios, ya que por la red central (que simila a la tela de araña) se filtran las ideas, dejando a las malas salir por los agujeros y a las buenas deslizarse entre las plumas hasta llegar al soñador. Sin duda una buena manera para limpiar la mente si se mantenía viva la idea de que así era.

Viraron a la derecha, sabía que en ese estrecho callejón que une Boquería con Ferran alcanzaría a encontrar la tienda donde se encuentran plumas. El Ingenio, un lugar antiquísimo que se dedica a fabricar todo tipo de atrezzo fantasioso. Justo al entrar se imaginó como debía ser esa misma calle hace años, seguro concurrida y llena de secretos. Lástima que ahora solo se vislumbraban grandes persianas cerradas, oscuras y sucias, y ni un ápice de vida interesante. Estaban cerca ya, a cinco metros. Un gran cartel la sorprendió: EL INGENIO LIQUIDA PER JUBILACIÓ (que en castellano viene a ser EL INGENIO LIQUIDA POR JUBILACIÓN). Rápidamente se disiparon sus dudas. Todo le quedó claro. Debía darse prisa, entrar y comprar todas esas plumas, seguramente pronto ya no las encontraría en ningún lugar. Al igual que no pudo ni comenzar sus deberes, y la de tiempo que se estaba tomando en acabar ese atrapasueños… el ingenio se jubila. El ingenio se jubila, le dijo a Oso Blanco en voz alta. Le entraron ganas de apresurarse, pero no lo hizo. Llegó a la conclusión de que era mejor coger todas esas ideas a tiempo antes de que las liquidaran.

*Foto: Verónica Taranilla

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s