¿dónde estaban?

el

Me levanté temprano. Sinceramente no tenía nada que hacer. Fue por simple placer, por saborear el amanecer. De repente algo en mi interior se desvió. Se convirtió en espiral y me absorbió hacia adentro. Hacia mis adentros.

Que sensación más extraña, pensé. Nunca me había topado con tal angustia. Y no tenia motivo alguno. Todo parecía estar en orden. En la casa se respiraba paz, armonía. Y ahora el aroma de café recién hecho. Pero la espiral continuaba, absorbiendo. Hacia adentro. Hacia mis adentros.

De pronto un chasquido. Me entoné alerta. Como un gato afilé mis orejas para conseguir la ubicación exacta de la que provenía el ruido. Me pareció que desde la ventana. Así que me acerco, observo, vigilo. Durante bastante rato, pero nada. Fueron imaginaciones mías. Y así la espiral desvaneció hacia afuera, se escapó por la ventana. Con aquél chasquido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s