DESPERTAR

El otro día lo entendí, claro

linda mañana al despertar.

Todas mis palabras hasta entonces

habían estado avivando un fuego en mí

uno de odio.

Era tan grande ese fuego que lo llamé hoguera

hogar, mi hogar.

Donde me refugiaba al escuchar

palabras de las que ni quería oír hablar.

Desde hoy decidí,

sólo por hacer caso a la linda mañana

cada día poner un vasito de agua

observar al rocío

y aliviar mi hogar,

la hoguera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s